Heineken España sigue apostando por la sostenibilidad, compensado el agua utilizada y utilizando agricultura “verde”

Obtener productos de calidad y que sean sostenibles es el objetivo
Heineken avanza en sus acciones para ser cada vez más sostenible

Para Heineken España es importante hacer productos de calidad pero también lo es que éstos cumplan los objetivos de sostenibilidad, circularidad y cuidado del medio ambiente. Por ello lleva realizando en los últimos años acciones “verdes” encaminadas en este sentido sobre distintas áreas relacionadas con la producción de sus cervezas.

El agua, un bien muy preciado que hay que cuidar

Heineken España ha logrado en este 2022, casi una década antes de lo previsto, devolver el 100% del agua que contienen las cervezas de marcas como Cruzcampo, Amstel o Heineken, favoreciendo al mismo tiempo la biodiversidad de espacios naturales importantes como Doñana, la Albufera valenciana y la cuenca del río Jarama. En total son 1.900 millones de litros de agua al año que le permiten lograr el balance hídrico neutro en España, casi una década antes de la fecha marcada por la compañía.

Pero sus acciones van más allá. La cervecera, a través de su programa Every Drop (“Cada Gota Cuenta”), sigue avanzando para hacer un uso más eficiente del agua, reduciendo un 33% el agua que utiliza para elaborar cerveza desde 2008 y garantizando la circularidad del 100% de sus aguas residuales. Su objetivo es pasar de los actuales 3,29 litros de agua por litro de cerveza elaborado a 2,6 litros en 2030. Incluso ha superado en 2021 el objetivo de eficiencia de 1,84 litros de agua por litro de cerveza en procesos de limpieza y mantenimiento, empleando solamente 1,79 l/l.

Apuesta por la agricultura “verde”

El compromiso de Heineken España con la calidad y sostenibilidad de sus productos se plasma en las colaboraciones de la cervecera con sus proveedores para impulsar una agricultura más verde y promover el cultivo de las materias primas con las que elabora sus productos, siendo ya el 93% de ellas de origen local y contribuyendo por tanto a la competitividad del sector agrícola en España.

La cervecera verifica el nivel de sostenibilidad de la cebada maltera de sus proveedores, con la que elabora sus productos, mediante la certificación FSA de Sustainable Agriculture Initiative (SAI). Se evalúan una serie de requisitos esenciales, básicos y avanzados en torno a criterios como la gestión de nutrientes, agua y aditivos agroquímicos, las emisiones de carbono y residuos, la protección de la biodiversidad o los protocolos de salud y seguridad que los agricultores aplican en los procesos de plantación. Según el cumplimiento de los requisitos, se puede obtener tres niveles de compromiso, siendo el nivel “FSA Plata” (cumplir el 100% de los requisitos esenciales y básicos) como el óptimo para sus proveedores de cebada maltera.

Sobre el 75% de las materias primas utilizadas en la elaboración de las cervezas de Heineken España proceden de cultivos sostenibles certificados bajo protocolo SAI,  pero la cervecera aspira lograr la certificación sostenible para el 100% de sus ingredientes.

Además se introducen nuevas técnicas que aumentan los ingresos del agricultor local al mismo tiempo que se cuida del entorno, como el Proyecto Olivo, con el estudio del cultivo simultáneo de cebada y olivo, o el uso en la fábrica de Jaén de restos de poda agrícola de la comarca para generar energía térmica 100% renovable, en forma de biomasa.

 

Fuente: Heineken España

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp