Vuelve la cerveza El Águila

Cerveza artesanal que tuvo mucho éxito en los años 60 en el territorio nacional

Heineken ha buscado con este relanzamiento de la cerveza El Águila una reconexión con el mercado local, una vuelta al origen. Existe un nuevo consumidor que prefiere comprar la fruta en la tienda del barrio y eso ha hecho que las marcas locales estén cobrando importancia. En Madrid, El Aguila es el barrio de Delicias, donde se conserva intacta la antigua y bella fábrica (incluso con parte de la maquinaria), que es hoy un centro cultural. Córdoba es otra ciudad donde se hizo durante muchos años esta cerveza en la fábrica La Mezquita.

El Águila Sin Filtrar es la primera de este tipo de una gran cervecera 

Existen dos variedades, El Águila Lager Especial y El Águila Especial Sin Filtrar. La primera está elaborada con los ingredientes originales, con un 5,5% de volumen, fácil de beber y muy equilibrada, que combina la intensidad de la malta caramelizada con la frescura de una mezcla de lúpulos. La segunda es similar pero sin filtrar, lo que significa que la levadura permanece en la cerveza. Se sirve siguiendo una liturgia: hay que girar la botella –no agitarla– para despertar la levadura sedimentada en el fondo. Si es de barril, se transporta boca abajo hasta el bar y se debe quedar así hasta que se sirva. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp