Heineken consigue en su fábrica de Jaén el sello “Zero a Vertedero”

El objetivo de la cervecera es lograr cero emisiones en España antes del 2025
Heineken consigue en su fábrica de Jaén el sello “Zero a vertedero”.

Heineken España ha ido llevando a cabo a lo largo de los últimos años una política de economía circular y protección del medio ambiente, con el objetivo de lograr cero emisiones en España antes del 2025, y que la está convirtiendo en la cervecera líder en el camino de ser 100% verde.

Sigue avanzando en su objetivo y vuelve a liderar el compromiso medioambiental de la industria de bebidas nacional, consiguiendo que la fábrica de Jaén obtenga el primer sello de “De Residuos a Recursos: Zero a Vertedero” de Saica Natur. De esta forma se garantiza el cumplimiento de los más altos estándares de calidad en la valorización de residuos y en la consecución del objetivo de residuo cero a vertedero, con la verificación de la certificadora TÜV SÜD.

A este hito se suma a los ya conseguidos por la fábrica de Cruzcampo en Jaén, como funcionar exclusivamente con electricidad 100% renovable o devolver a la naturaleza toda el agua que contienen las cervezas que elabora, consiguiendo ser pronto la primera planta cervecera CERO emisiones de España al funcionar exclusivamente con energías renovables, gracias al poder del sol y el uso de biomasa.

Cómo se consigue el sello “De Residuos a Recursos: Zero a Vertedero”

El sello ‘De Residuos a Recursos: Zero a Vertedero’ se obtiene al conseguir un aprovechamiento de más del 95% de los residuos producidos en el proceso industrial  mediante las operaciones de reciclado, reutilización o valorización energética, lo que supone un alto nivel de exigencia. Así mismo, el sello garantiza que todo el proceso de aprovechamiento de los residuos es trazable, pudiendo demostrar que las operaciones llevadas a cabo para conseguirlo se realizan de forma controlada y cumpliendo estrictamente con la legalidad.

Las claves para alcanzar este logro en la fábrica de Heineken en Jaén han sido la correcta separación en origen de los residuos, la búsqueda activa de las mejores salidas a cada flujo de residuos y la gran implicación y concienciación de todo el equipo.

Se ha dado un nuevo uso a todos los residuos: el vidrio ha utiliza para generar nuevas botellas, los lodos se usan como fertilizante para el abono de los cultivos locales y el papel, el cartón y el plástico cobran una segunda vida como materia prima en la fabricación de embalaje reciclado.

Así es como Heineken España elabora cervezas que le gusten al mundo, a las personas y al planeta.

Ya sabes, tómate una cerveza verde. Tómate una Cruzcampo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp