Entrechuelos Tercer Año, un gran vino de Miguel Domecq

Un buen vino elaborado con las mejores uvas del Cortijo de Torrecera
Vino tinto Entrechuelos Tercer Año Miguel Domecq

Si aún no has probado el vino Entrechuelos Tercer Año de las Bodegas Miguel Domecq tienes que hacerlo. Es un buen vino, producido y elaborado con la selección de las mejores uvas del viñedo de la bodega en el Cortijo de Torrecera, en vendimia nocturna, que le aportan unos increíbles aromas de frutas rojas maduras y suaves toques a canela y cacao

Entrechuelos Tercer Año es el producto de la combinación de uvas Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon y la autóctona Tintilla de Rota. Un vino marcado con la personalidad de las tierras albarizas tradicionales del Marco de Jerez, ricas en carbonato de calcio, arcilla y sílice. Su crianza se produce en barricas de roble francés durante doce meses y permanece embotellado al menos doce meses más. Si se almacena adecuadamente, tendrá una larga evolución positiva.

Nota de cata de Entrechuelos Tercer Año

Entrechuelos Tercer Año es un vino complejo y muy elegante que solo por su color rojo rubí intenso ya conquista.

Una vez abierta la botella y oxigenado se pueden obtener notas a compota de frutas rojas, chocolate y resina de cedro.

En nariz se perciben intensos aromas frutales, frutillos rojos y potentes notas balsámicas.

En boca es amplio, redondo, con una suave acidez que intensifica esos aromas de frutas rojas maduras y suaves aromas a canela y cacao, resaltando un leve perfil de vainilla.

Marídalo con platos de legumbres, frutos secos, verduras asadas o carnes de caza, será toda una experiencia de sabor.

Sobre los viñedos del Cortijo de Torrecera

Una torre del siglo XII contempla el viñedo del Cortijo de Torrecera, situado a sus pies, sobre tierras albarizas. Estas tierras blancas son el terruño que ha hecho mundialmente famoso a Jerez. La bodega está situada junto a los viñedos que tienen actualmente una extensión de 45 Ha, mayoritariamente dedicadas a las variedades Chardonnay, Tintilla de Rota, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

La selección de variedades de uvas se realizó tras una cuidadosa investigación. Bodegas Miguel Domecq cultiva sus viñedos con mimo artesanal y dejan tan solo los pocos racimos que cada cepa puede madurar con óptima calidad, cortando en verde los demás, para obtener la máxima concentración de aromas en la que queda. La vendimia se hace de noche, a menor temperatura y sin que el sol incida sobre las uvas. El tiempo de transporte es mínimo porque la bodega está junto a los viñedos. El resultado de todos estos cuidados es la excelente calidad y personalidad de las uvas que llegan a la bodega.

Un buen vino que será perfecto para acompañar una buena comida, ¿qué mas se puede pedir?.

No dudes en probar este vino, solo debes llamarnos.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp