Cerveza Judas, una traición en la que caerás.

Su nombre lo dice, la cerveza de la traición.
Cerveza Judas, cerveza belga distribuida por Distribuciones Porro

La cerveza Judas tiene ese nombre no por casualidad. Es una cerveza maestra en la traición, que te atrapa con su color, aroma y sabor, sin notar en su medida el alto grado alcohólico que tiene (8,5% vol.), hasta que ya es tarde.

Es una cerveza con carácter, tanto en su contenido como en su envase, donde la etiqueta negra con letras rojas ya nos avisa del peligro que encierra.

Para disfrutar de ella hay que tomarla con calma, de forma pausada, en copa de tulipa, a ser posible, para disfrutar de su espuma y burbujas. Servirla no muy fría, a unos 6-8ºC, para poder percibir mejor en su reposado, tanto en nariz como en boca, sus notas aromáticas.

Judas es una cerveza de estilo Belga, más dulce que amarga, elaborada por la Cervecería Alken-Maes de Waarloos (Bélgica), cuyos orígenes más antiguos datan de la Cervecería local Sint Michel de 1880 y que actualmente forma parte del Grupo Cervecero Heineken. Lanzada al mercado en 1986, se produce siguiendo la tradición cervecera belga y aplicando las mejores prácticas cerveceras conocidas. El resultado es una cerveza excelente que consiguió la medalla de plata en “Le Monde Selection” de 1989.

Cómo es la cerveza Judas

Judas es una cerveza de tipo Strong Ale, estilo rubia belga. Elaborada con malta de cebada, trigo y mezcla de variedades de lúpulo de Bohemia.

Al servirla en la copa, se percibe un color ambar-oro viejo y una gran corona de espuma muy blanca, consistente y persistente, quedando adherida a las paredes.

Su aroma es muy acentuado a frutas, con matices de cereal y lúpulo.

El sabor puede ser intenso, donde predomina el dulzor de la malta sobre las notas amargas. De burbuja fina y cuerpo medio, deja al final en boca un toque dulce a caramelo.

Gracias sus matices, la cerveza Judas puede ser una perfecta acompañante para ensaladas con quesos frescos, embutidos o frutos secos. Puedes sorprender con platos de carne con salsa de naranja o piña que maridan a la perfección con Judas. Y por supuesto, será una delicia tomarla acompañada de unos bombones belgas…

Hazte con esta cerveza, ¡pídela!.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp